El entorno

Tierra de olivos

La comarca de Priego de Córdoba, concretamente Almedinilla, donde nos situamos, es una tierra de larga tradición olivarera. Los olivos inundan el paisaje, en un perfecto bosque ordenado, que se va adaptando a lo abrupto del terreno. Conforman un paisaje mágico de sierras, valles y riberas.

Un olivar expectacular

Los olivos de este entorno, muchos de ellos centenarios son verdaderos monumentos naturales. Olivos de troncos retorcidos, predominando los picudos y hojiblancos, configurando unos aceites muy especiales.

La sierra marca la diferencia

Estamos en pleno Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Este olivar de serranía confiere a nuestos vírgenes extra unos aromas y sabores especiales. Lo abrupto del terreno, dificulta la recolección que tiene que ser de modo tradicional, pero recompensa por los zumos que se consigue de ellos.